Arte en el islam

El arte islámico surge en Arabia en el siglo VII del calendario gregoriano. Los primeros diseños de este arte toman como referencia la casa de Mahoma, el Profeta, en Medina. Los nuevos templos de culto, las mezquitas, se asemejan a las típicas casas árabes, con patio interior y una sala para la oración. Para dar una sensación de grandeza, se empezaron a construir los minaretes, torres altas allá donde había templos de culto. Sin embargo, este tipo de arquitectura varía según la zona geográfica y el paso de los años.

Un aspecto digno de mencionar es el arte aplicado a los libros. Los artesanos que se dedicaban al oficio de hacer los libros tenían mucha cura en el uso de la caligrafía, la pintura y hasta de la encuardenación. Los márgenes y los títulos de los libros estaban pulcramente decorados, formando un tipo de arte muy singular honorando al Profeta.

El Islam es una cultura que rechaza la idolatría, por lo cual la escultura es una rama del arte con muy poco peso. Se pueden encontrar esculturas de leones en el palacio de la Alhambra, de Granada, o en algunas mezquitas de la zona de Anatolia; aunque estos fenómenos son muy escasos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: